Un queso fino maduro, que alcanza su sabor y consistencia exacta después de ocho semanas de paciente espera en nuestras cámaras de maduración. Famoso por ser un queso de consumo caliente (fundido) la delicia de su suave y sabrosa masa derretida, adquiere una textura que permite alcanzar sabores llenos de gusto a campo y aroma a leche inigualables . También lo pueden consumir sin fundir en sandwich, ensaladas o tablas para compartir. Especial para estimular recetas gastronómicas que incluyan quesos. Sabor gourmet en casa!